Gobernación intervino Museo de Arte Moderno Jesús Soto

Sábado, 16 de Julio de 2011 00:00 Yasmin Sanguino/Fotos: Livio Quintero

Ciudad Bolívar.-Durante el día ayer el secretario general de gobierno, Teodardo Porras, ejecutó la intervención a la Fundación Museo de Arte Moderno Jesús Soto, una medida que indicó, fue tomada en aras de realizar una revisión integral de su administración y funcionamiento, así como del inventario físico, documental e inclusive una valoración de todas las obras que forman parte de este patrimonio, para esclarecer algunas incongruencias detectadas, actualizar los estatutos de la institución y eliminar las trabas que le impedían al Ministerio de la Cultura cumplir con las asignaciones requeridas para garantizar su óptimo funcionamiento.

Teodardo Porras quien fungirá como el presidente de la junta interventora, que por un período de seis meses estará encargada de la referida fundación, indicó que esta sería la tercera vez que a la institución se le aplica este tipo de medida, por unas razones de tipo administrativas, surgidas por la negativa de su directiva a cumplir con algunas exigencias hechas por el Ministerio de la Cultura como organismo corresponsable junto al Ejecutivo Regional, Corporación Venezolana de Guayana, Consejo Legislativo y la familia como tal, para realizar la orientación de sus aportes reglamentarios.

Tales exigencias de acuerdo a lo reseñado por el funcionario, estuvieron referidas no sólo a la necesaria rendición de cuentas, sino inclusive la notificación tanto a Isabel y Cristóbal Soto, como presidentes de la fundación, sobre el requerimiento de una modificación de unos estatutos que puntualizó, al ser obsoletos han traído como consecuencia que la institución solo perciba recursos limitados de la Gobernación, por lo que tal dependencia se ha visto en la obligación de tramitar más asignaciones a través de créditos adicionales.

Incongruencias registradas

A lo anterior agregó Porras el registro de algunos aspectos que al Estado no le han quedado claros, en torno a la conformación del patrimonio de dicha fundación, por lo que se dio inicio a una investigación de la cual apuntó; lamentablemente derivaron algunas desavenencias con los representantes de la familia Soto, pese a haber sido informados que este proceso perseguía llevar el manejo de estos datos de interés a los integrantes de los tres niveles de decisión encargados de la institución, es decir el Consejo Superior, la Junta Directiva y la Presidencia.

En este sentido manifestó el encargado de la junta interventora, el desacato en el que desde hace varios años y hasta el día 30 de junio del 2011, incurrieron los representantes de dicho patronato, en cuanto a la convocatoria de los mencionados niveles de decisión para la activación de los cambios requeridos e inclusive el rechazo puesto a la presencia de un funcionario policial designado para vigilar el correcto funcionamiento de las cosas, luego de la detección del ingreso a deshoras no sólo de personal, sino de extraños quienes eran acompañados por un miembro de la familia Soto en labores de registro fotográfico y revisión del inventario.

Decisión necesaria

Es así como subrayó el declarante que fueron tales eventualidades, así como los fallidos intentos de concertación entre las partes lo que realmente condujo a la promulgación del decreto 2655, donde se establece la figura de la intervención, una decisión que enfatizó le fue comunicada de su propia voz la mañana de ayer al personal de la institución, en una reunión sostenida con 20 de los 22 trabajadores a los cuales se les pidió seguir cumpliendo con sus horarios y funciones asignadas, para garantizar además del funcionamiento del museo, el cumplimiento de la programación pautada con el Ministerio de la Cultura y por ende de la visión particular del maestro Soto de poner al alcance de la ciudadanía de una forma tangible y experimental el producto de su ingenio creativo.

Asimismo anunció Teodardo Porras que el nombramiento de las nuevas autoridades y el inicio del trabajo administrativo requerido, se dará luego del encuentro coordinado para la junta interventora entre los días lunes y martes, al tiempo que recalcó el respeto que las autoridades harán de los derechos intransferibles de los herederos del padre del cinetismo Jesús Soto, pues la meta trazada además de esclarecer algunas incertidumbres, se orienta básicamente a garantizar el desembolso de los aportes por parte del ente ministerial, sin la figura de convenimientos ni intermediarios, como se ha venido haciendo desde hace dos años.

Alternativas de mantenimiento

El momento fue oportuno además para que el vocero oficial informase sobre el análisis que los sectores involucrados hará de algunas vías alternas para el mantenimiento de la fundación, entre las cuales figura además de la venta de réplicas de obras firmadas por el maestro, la cristalización del sueño de llevar el museo a la calle de la mano de las actividades promovidas por la Secretaría Regional de Cultura, lo cual aclaró implicaría el traslado de un penetrable móvil construido por Soto bajo este concepto de interactividad entre el arte y su observador.

About these ads